5 de mayo 2018, cumpleaños 119 de Chetumal Quintana Roo, México

¡Feliz 119 Aniversario Cumpleaños Chetumal!

Aunque hace 30 años me despedí de mi tierra querida: Chetumal y hoy pocos son los motivos que me mueven visitarla, sigue estando en mi corazón.

Es mi lugar de origen, de ahí es mi familia y de ahí mis raíces, mi educación, mi alma, mi identidad  y mi mejor recuerdo de juventud.

Mi familia materna, una de las más humildes que existieron en Chetumal, proveniente de una mezcla entre beliceños de Corozal y yucatecos de Progreso Yucatán, que nunca sabré si fueron primero mexicanos que fueron a vivir a Belice o beliceños que fueron a radicar a Chetumal en busca de una mejor vida, me enseñaron lo que sé: Trabajar todos los días por mis metas, por mi familia, por mi estado, por mi país.

Chetumal está en mi corazón, y ¡como no! si ahí viví los primeros años de mi vida, ahí fui a la escuela primaria Lázaro Cárdenas ubicada en la avenida Héroes y posteriormente a la primaria Benito Juárez donde terminé mi educación primaria; fuí al cine CQK del Padre John Cody; mi primera comunión la hice un en la iglesia San Pedro y San Pablo el día de la Candelaria.

Los domingos, tal vez uno sí y otro también, recorrí  en compañía de las tías casaderas ,la explanada de la bandera escuchando los acordes de la música del kiosco de la orquesta de la policía; fuí al cine Ávila Camacho que después se convirtió en Juventino Rosas.

Mi mamá me llevaba al kínder que estaba a un costado del cine Leona Vicario, jugué basketball los sábados en el CREA; me enamoré en el boulevard.

A los 18 años tuve los mejores amigos que en toda mi vida podría tener: Tere, Elda, Marisol, Cerillo, Leo, Luis, Alejandro Fierro. La Mejor escuela Secundaria, la Adolfo, fue ahí donde por primera vez que entoné “Suéñame Quintana Roo” en la estudiantina; el mejor bachillerato: ITCH.

…Incluso hablaba con acento chetumaleño… ¡Que días tan lejanos y tan cercanos!

Hoy  119 años desde que Othón P. Blanco Núñez De Cáceres  la fundara la ciudad, Chetumal luce triste y  melancólica, extrañando los días de gloria comercial.

Todo y nada es novedad en Chetumal, los chetumaleños que pueden, viajan al norte de Quintana Roo en busca de una nueva oportunidad de vida, de nuevos horizontes o simplemente a disfrutar un fin de semana en las blancas playas de Cancún…

Hoy a sus 119 años, solo puedo desear que Chetumal sea próspera para sus habitantes, llena de oportunidades para quienes con la esperanza de vivir mejor sin salir de ahí, lo encuentren.

A los chetumaleños, nos gusta vivir en familia, nos gusta la fiesta, la alegría, la paz. Nos gusta la música y la cultura.

Nos gusta nuestro origen y lo presumimos así seamos de los libaneses mas acaudalados o de los pobres más golpeados y martirizados por el Huracán Janet.

Al fin y al cabo de eso se construyen los orígenes: de nacer, pero también de morir, de recordar a los vivos pero también de recordar a los héroes que se adelantaron en el camino.. aunque sean héroes anónimos…

¡VIVA CHETUMAL!

¡VIVA MEXICO!

 

A mis abuelos, mis héroes anónimos… sobrevivientes  del huracán Janeth, hoy descansan en paz.